diumenge, 25 de gener de 2009

reflexió d'avui:

No hi ha res pitjor
que quan et toca el seient 24E
i al seient 24F seu un home gran
que fa pudor a peix
i quan ronca
distribueix les proves evidents per tota la filera
de la seva halitosi.

(ecs)
(quin viatge de tornada tan llarg)

[sembla que finalment ha entès alguna cosa,
quan ha marxat a buscar un altre seient q estigués desocupat.
Han servit d'alguna cosa els cops de colze
i l'atropellament del seu braç amb la tauleta]

divendres, 16 de gener de 2009

para no saturar lapatadelamesa...

Siempre había querido tener una funda de violonchelo. De esas rígidas, brillantes, roja. Quería una funda de violonchelo para llevar toda mi vida dentro, y esconderme en ella cuando el mundo fuera muy feo.

Una rosa seca. Un zapato. Un libro. ¿O era una guitarra eléctrica? Elementos elegidos al azar para demostrarle al mundo que éramos mejores que ellos, que nosotros éramos sabios, que teníamos futuro.

El escritor muere en cuanto se hace llamar así. El buen escritor es aquél que no lo sabe. Las buenas historias son las que fluyen sin corsé. Hay detractores y defensores acérrimos de esta idea, y están los que pasan de todo. Nosotros formábamos parte de este último grupo. Si nos apetecía ser bohemios, lo éramos; si nos apetecía emborracharnos hasta el coma, lo hacíamos filmando las escenas más patéticas para después pasarlas a papel. Había épocas en que nos sentíamos románticos y herederos de gigantes, y leíamos a muertos muy muertos y escribíamos con grandilocuencias para ser sólo hojeados por aquellos que compran libros para aparentar.
No estaba todo perdido. A veces surgían unas lineas sin propósito, unas palabras se unían a otras sin más intención que exorcizar. Nos olvidábamos de los gigantes y las herencias, y vaciábamos los intestinos, el corazón; echábamos la bilis encima del papel, presionábamos para colorear la hoja en blanco y enmarcábamos el resultado, dejándolo en el balcón para que el olor a podredumbre no se notara demasiado.
Y así, al terminar el mes, habíamos llenado una cajita con uñas y ombligos de gigante, con lomos de libros carísimos con las páginas en blanco e hígados añejos. Nadie iba a darnos una grande suma por eso, pero quizás alguien nos publicaría.
Así, semana a semana, eran rosas, o besos, o un par de zuecos, o la cocina de un hotel. La liga de una prostituta o un equipo de béisbol. Hoy era un violonchelo, mañana quien sabe.

Pero sí, alguien supo. Se me ha ocurrido una gran idea. Escribamos sobre tú y yo.
Y ahí terminó todo.
Era divertido ver las cosas de distinto modo, era agradable compartir con alguien que te entendía tan bien, pero en cuanto nos miramos el uno al otro nos dimos cuenta de que no éramos más que excusas de la literatura para procrear. No estábamos ahí por las rosas, ni los zuecos, ni las cocinas. No estábamos ni siquiera por las palabras o los sonidos.
Las letras nos habían utilizado y cuando nos miramos, vimos que no nos habían elegido al azar.
Ante la evidencia, sin querer representar un pastel de película, tomamos una última cerveza y emprendimos la huida hacia adelante, en vías paralelas, que no confluirían nunca.

De vez en cuando aparece un zapato viejo, un riñón que se ha secado. Entre líneas, carpetas y libros aparecen objetos de las cajas que llenábamos juntos, y maldigo las letras, y reniego de vosotras, putas, que nos condenasteis al desamor.

dijous, 15 de gener de 2009

pell cruixent

James Blunt bombeja llàgrimes enfora pel carrer Astúries. Dues melenes grenyudes fumen haixix a la placeta i uns lladrucs espanten les senyores que vénen de missa. Vull que caminis al meu costat, al menys fins la Virreina. La urbana atura un immigrant de pell massa fosca mentre una embarassada surt de comprar el pà, però tu no hi ets. Miro a banda i banda del carrer, però no t'hi trobo. Busco rera els bancs de fusta, i trec el nas a la boira tòxica de tots els cafès, però no t'hi veig.
D'un camió frigorífic gegant uns homes descarreguen cadàvers sense òrgans interns. A un nen se li vessa el suc de pinya al terra mentre la mare li estriganya la màniga perquè fan tard a escola.
Jo em mossego les ungles, miro altre cop les busques que avancen a càmera lenta, i lluito contra el crescendo del meu mp3 tatuant-me el teu rostre als pulmons, que es van començar a encongir el dia que vas marxar.
Arranco d'un serrell de paper un bocí amb l'adreça i telèfon d'un centre de ioga, m'ajupo a recollir cinc cèntims orfes, compro tinta per la ploma a una papereria que tanca per jubilació. Però i tu? Tu segueixes sense ser-hi. Sembla que s'ennuvola, sona un tro i comencen a caure gotes. S'obren alguns paraigues, tanquen algunes finestres. No vull un sopar romàntic amb espelmes i pètals de rosa; fem l'amor, follem al lavabo d'un tren. Fes-me cridar de plaer, de dolor, de tristesa. Fes que rigui o plori, però fes alguna cosa. La meva pell et pateix, es trenca a bocinets cada cop que no et miro, em quedo nua, i tinc fred.
La pluja colpeja tan fort la vorera que ni se senten els trons. Els pocs que no s'han amagat, corren sota l'aigua, no saben nedar. Duc un paraigua a la bossa, però no el vull. Et vull a tu. Què fas, que no vens?

dilluns, 12 de gener de 2009

diumenge, 11 de gener de 2009

Una espectacular caipirinha, tres coronitas i dues quesadillas després,sembla que no hagi passat el temps: llum tènue, el jueves, fotos.
Però, sobretot, allò.
Un regal, amb llaç imaginari. Increible foto que de tan increible ni tan sols fa ràbia; d'un actor hilarant, de pel.lícules que hem empassat una rere l'altra fins la sobredosi.
Barcelona a les tres de la matinada..
:)

dijous, 8 de gener de 2009


Títere-de-dedo de Ikea + delantal del año 92 + restos de un disfraz de girasol del 82 + reliquias de cuando hacía collares + botonescoloridoscaros = funda para mi nueva cam.

dilluns, 5 de gener de 2009

El Nadal ha portat un munt de llibres i temps lliure que han permès el retrobament entre la literatura i jo.
Ara mateix tinc sis llibres a la "tauleta de nit":
- Papá Puerco, Terry Pratchett.
- Esquizo, Ricard Ruiz Garzón.
- La elegancia del erizo, Muriel Barbery.
- Pandemònium o la dansa del sí mateix, Màrius Sampere.
- Perfectos Desconocidos, Robyn Sisman.
- Estan bojos, aquests catalans, TV3.

Tinc a mig llegir els dos de Terry Pratchett i el dels catalans, i estic acabant La elegancia del Erizo.

És curiós com un pot estar tant de temps sense fer alguna cosa que tant li agrada... jo portava gairebé tres mesos sense llegir un llibre!