dijous, 18 de novembre de 2010

Los post-its se marchitan
en el lateral de la estantería
de madera
el papel, antes azul,
amarillea
se retuerce en las esquinas
y el pegamento se reseca.
Con un ligero soplo de aire
crujen
la tinta se empieza
a desvanecer.
El libro que tenía que ser
muere
en un aborto espontáneo
de varios meses.