divendres, 9 d’octubre de 2009

carca

Todo o nada, le dijo, todo o nada.
Malditos extremos. ¿Y lo agradable que puede ser un gris de otoño con mantita? Pues no, todo o nada.
Pues nada, hay cosas que nos vienen dadas y cosas que no.
Estaba claro que era imposible. Y tú, dale con el todo o nada.
He frotado con lejía las repisas del baño, las baldosas del suelo, he puesto las sábanas a lavar.
Ni rastro de mis perfumes, de mis huellas, de mi cuerpo.
Te lo he puesto fácil. Me lo has puesto fácil.
¿Todo o nada?
Pues nada.

2 comentaris:

NeoPoeta ha dit...

What an asco, noia...

Maybe, baby, es millor així

Berenice ha dit...

maybe, baby, allways it is..